Sellos de Origen

El programa Sello de Origen, implementado en 2011, es una iniciativa que impulsa el desarrollo productivo de las comunidades agrícolas del país, fomentando el uso de las herramientas de Propiedad Industrial de INAPI. Este programa es del Ministerio de Economía y cuenta con el apoyo del Ministerio de Agricultura.
El programa Sello de Origen busca la protección de productos típicos chilenos a través del registro de Marcas Colectivas, Marcas de Certificación, Indicaciones Geográficas (IG) y Denominaciones de Origen (DO). Esta herramienta potencia la asociatividad en las comunidades, favoreciendo el desarrollo económico de los pequeños productores a lo largo del país. De esta manera, mediante el reconocimiento de una marca, una identidad geográfica (IG) o una denominación de origen (DO), los productores tienen la posibilidad de aumentar su competitividad, lograr un mejor valor y posicionamiento de productos gracias a la diferenciación, contar con protección frente a una competencia engañosa y entregar mayor información sobre el producto, lo que favorece la confianza de los consumidores. Las marcas comerciales son signos que permiten distinguir productos, servicios, establecimientos industriales y comerciales en el mercado. Debe ser capaz de diferenciarse de otras que existan en el mercado a fin de que el consumidor distinga un producto o servicio de otro de la misma especie o idéntico. Con esto se busca que los consumidores que prefieren un determinado producto o servicio lo adquiera nuevamente y para ello es necesario que puedan distinguirlo.

Marcas Colectivas

Las marcas colectivas, según la Ley 19.039 de Propiedad Industrial, son signos distintivos susceptibles de representación gráfica que pueden servir para distinguir la procedencia, el material, el modo de fabricación u otras características comunes de los bienes o servicios producidos y/o prestados por los miembros de una asociación. El propietario de una marca colectiva puede ser una asociación de empresas, agricultores o cualquier otra entidad, ya sea una institución pública o una cooperativa.

Marcas de Certificación

Las marcas de certificación, según la Ley 19.039 de Propiedad Industrial, son signos que aseguran a los consumidores que el producto cumple con estándares de calidad previamente definidos en normas legales, técnicas o reglamentos.

Indicaciones Geográficas y Denominaciones de Origen

Según la Ley 19.039 de Propiedad Industrial, las indicaciones geográficas y las denominaciones de origen protegen productos originarios del país o de una región o localidad, siempre que tengan una calidad, reputación u otra característica imputable a su origen geográfico. Las IG y DO son sellos que certifican que las características, cualidades o reputación de un producto se deben a su origen geográfico.

Estos sellos pueden ser utilizados no sólo por el titular, sino por todos quienes desempeñan su actividad dentro de esa zona geográfica y cumplen los requisitos establecidos en el Reglamento de Uso y Control, siendo un derecho de uso colectivo.

• Indicaciones geográficas

Una indicación geográfica, de acuerdo a la Ley 19.039 de Propiedad Industrial, es un signo distintivo que se otorga a aquellos productos que tienen un origen geográfico concreto y poseen cualidades o una reputación derivada específicamente de su lugar de origen. Por lo general, una indicación geográfica consiste en el nombre del lugar de origen de los productos.

Un ejemplo típico de indicación geográfica son los productos agrícolas que poseen cualidades derivadas de su lugar de producción, extracción o cultivo, y que están sometidos a factores locales específicos, tales como las condiciones de clima y suelo (por ejemplo, Limón de Pica)

• Denominación de origen Según la Ley 19.039 de Propiedad Industrial, una denominación de origen, además de cumplir con la vinculación entre el lugar geográfico y la caracterización del producto, necesita acreditar la presencia de factores naturales y humanos característicos del lugar de origen de los productos, como técnicas y tradiciones de elaboración específicas. Por lugar de origen se entiende una ciudad, un pueblo, una región, un país. Estas marcas de certificación pueden ser utilizadas por cualquier empresa que pueda demostrar que sus productos cumplen las normas especificadas.

Identificar productos y servicios conlleva una serie de beneficios a los productores, entre los que destacan: • Permite conceder derechos exclusivos para la producción y comercialización.

• Es un elemento esencial para un marketing exitoso de los productos, ya que les agrega valor.

• Diferencia el producto, relacionándolo a una determinada calidad, característica o reputación.

• Permite su trazabilidad, lo que puede ayudar a garantizar la calidad del producto y su posible exportación.